Cabo del Trafalgar, dónde comenzó la caída del imperio donde nunca se ponía el sol.