El viernes me acosté un poco tarde, y puse el despertador sobre las 9 de la mañana. Si no me levanto en 7 u 8 horas el dolor de cabeza me acompaña todo el día. Estaba entresueños y empiezo a oír el móvil, mientras intentaba moverme no dejaba de pensar que se me había hecho muy corta la noche.
Era mi hermano, desde el Hosptial de Sant Pau. Sebastián se había adelantado 5 semanas.

Durante el viaje a la India, mi D70 grabó su primer NEF corrupto. El viernes 28 de diciembre, sabiendo que a mi sobrino le quedaba un mes por nacer, decidí llevar la cámara al servicio técnico para tenerla lista para el momento clave… si es que planificar con niños no tiene sentido, suerte que la F80 siempre está para rescatarme 🙂