En España no dejan de hablar de los “nuevos mercados”. Esta gente no ha ido a China, no parece quedar mucho por repartir. “El mundo” llego a China hace mucho.