Lo que antes fue la doctrina de una nación, ahora es un souvenir para turistas.